Nos presentamos...

Mi foto
Laura Mazorra y Javi Calderón vertemos toda nuestra energía negativa en nuestras creaciones, con la esperanza de entretener y divertir a todo aquel que esté de paso por éste, nuestro querido hogar. Fíjate bien por donde pisas y permanece alerta... por si las moscas. Enjoy!

lunes, 19 de octubre de 2015

Boops de las profundidades




Las profundidades marinas son todo un misterio para los seres humanos. Por eso, hace cientos de años, en estos abismos y llegados de aguas menos profundas, vinieron a esconderse toda clase de criaturas: sirenas, hadas acuáticas, brujas y genios. Su prioridad era alejarse todo lo posible de los trastornos que los humanos empezaban a causar en estas especies con sus barcos, redes y arpones. Todo ello, producto de su excesiva curiosidad, a veces malsana,  por los escurridizos seres mágicos que apenas se dejaban ver.

Desde el principio las cosas fueron muy difíciles para Boops y los demás genios. La falta de luz y el gran silencio que se extendían por aquellas recónditas zonas del planeta, causaban temibles estragos en su estado de ánimo. Algunos incluso habían llegado a marchitarse hasta dejarse morir.

Los genios siempre han sido seres juerguistas y alegres, amantes del jaleo y las buenas celebraciones. Su pasatiempo favorito consistía en colarse sin ser vistos en las fiestas realizadas por los piratas en sus barcos, tras haber conseguido hacerse con un buen botín. Para un genio, que podía pasar inadvertido a los ojos humanos gracias a su pequeño tamaño y capacidad para volverse invisibles, no había nada mejor que unirse a los cánticos, bailes y consumo desmesurado de ron, sin ser vistos.
A veces, cuando un genio consumía más alcohol del debido, se relajaba y sin darse cuenta, su facultad de volverse transparente pasaba a un estado de semitransparencia que alertaba a alguno de aquellos aguerridos piratas que, afortunadamente, tras unos segundos de sorpresa acababan pensando que era una visión causada por su profundo estado de embriaguez.

Los piratas eran los seres humanos favoritos de los genios marinos. Personas sin moral, sin prejuicios y sedientos de libertad. Y a veces, aunque un poco de más para el gusto de los genios, de sangre y por supuesto, de ron. Ese ron que tanto gustaba a Boops.

Un día, o noche (en los fondos abisales era imposible saberlo), Boops, que llevaba más de doscientos años aburrido como una ostra, decidió que era hora de asumir las consecuencias de abandonar aquellas profundidades para unirse de forma definitiva a las aventuras de sus idealizados piratas. Si cualquier habitante mágico de las profundidades se acercaba un mínimo a la superficie, quedaría desterrado para siempre y tendría que asumir los riesgos de vivir expuesto y en soledad cerca del mundo de los peligrosos humanos. Pero Boops había llegado a un punto de tedio y desesperación, que el solo hecho de verse otros doscientos años nadando de un agujero oscuro a otro y escuchando por enésima vez a las antaño divertidas sirenas quejarse sobre si su antes bronceada piel se estaba volviendo grisácea por la falta de luz solar, le ponía el tupé más de punta de lo que ya lo tenía. 

Boops lo había pensado todo al detalle: los piratas le dejarían viajar con ellos y beber todo el ron que quisiera a cambio de protección contra las tormentas y la formación de corrientes favorables en los días de poco viento. Eso le ayudaría a, con el paso del tiempo, ser bien considerado y, quien sabe, en algún momento incluso, elegido Capitán. El trato era perfecto para ambas partes, así que, ignorando las advertencias de sus compañeros de especie, que a pesar de estar tan aburridos como él no querían correr ningún riesgo, emprendió su camino ascendente sin mirar atrás.




Cuando llegó al punto en el que la luz del sol consigue abrirse paso a través de las azules aguas, la felicidad le embargó como hacía siglos, así que apretó el ritmo para sentir el calor de los rayos solares. Cuando alcanzó  la superficie un olor extraño llegó hasta su nariz, el agua olía raro y trozos de algo inerte flotaban formando pequeñas islas. A lo lejos vislumbró un inmenso armatoste flotante y voló hasta alcanzarlo, estaba fabricado de un material pesado y frio y dejaba a su paso un rastro de algo pegajoso, apestoso y brillante. 

Quizás las brujas que habían decidido retirarse con los demás seres mágicos a las profundidades, a pesar de que su aspecto las hubiera permitido vivir como humanas en la superficie, tenían razón después de todo. Iban contando por ahí que en sus bolas mágicas veían un mundo enfermo y contaminado por la acción del ser humano. Pero Boops estaba tan ansioso y centrado en llevar a cabo su plan de convertirse en un temible pirata, que siempre había querido pensar que era una estratagema articulada por la Reina de los Mares para mantenerlos presos ahí abajo y, el genio, había hecho campaña activa ante todos en contra de estas advertencias.

Boops voló y nadó de un lado a otro en busca de un barco de madera con el mástil adornado con su amada Jolly Roger, pero todo lo que encontró fueron artefactos contaminantes, acumulación de basura y animales capturados en masa. Las brujas estaban en lo cierto y él ya no podía volver para decírselo.

Y así es como Boops llegó a Villaoscura y nos contó su triste historia. 

No sabemos si este es el lugar adecuado para un genio, pero vamos a dejar que pase unos días con nosotros descontaminándose y cuando esté recuperado del todo, dejaremos que vuele hasta los oscuros mares de Inframundo donde las bestias marinas son realmente aterradoras, los piratas sanguinarios como pocos y llevan sus bodegas cargadas de barriles del mejor ron. Ojalá Boops consiga hacer realidad ese sueño que le llevó a abandonar a sus amigos y conocidos para siempre.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Halloween 2014: 12 - Vampiresa de la vieja escuela (Fin de la serie)

Para terminar, no podía faltar el disfraz de vampiro clásico. En este caso, vampiresa. Sí, sabemos que Zebeth ya es de por sí una pequeña vampira y que no tiene mucho sentido que un vampiro se disfrace de sí mismo. Bueno, es como si un humano se pone traje y corbata: seguirá siendo humano, pero irá disfrazado. Damos por hecho que se nos entiende. En fin, se puede ver también que nuestra pequeña está en su salsa con él. Después de este mes, no tiene nada que envidiar a las modelos profesionales. Para contratar sus servicios, nuestro email está abierto ;)

Pues bien, finalizamos con este disfraz la serie de sugerencias para Halloween. Hay mucho donde elegir y en la mayoría de los casos la dificultad es mínima, así que no hay excusa posible. Esperamos que hayan sido de vuestro agrado y que centréis todas las miradas en vosotros la noche del 31.



En esta ocasión se ha inspirado en el videotutorial de NoNa.

martes, 28 de octubre de 2014

Halloween 2014: 11 - Gato Negro

Vamos a darle un toque felino a Halloween. ¿Quieres convertirte en el animal mágico por excelencia? Transfórmate en gato negro y desata por una noche el temor en las gentes de bien que consideran a este precioso ser como compañero del diablo 3:)



Sigue los pasos del videotutorial de Creatin' Faces y afila las uñas.